Azul Mar Eterno

Asómate a mi mar.
Confunde su azul con el cielo.
Mar traquilo y sosegado.
Mar Eterno.

SE BAÑAN EN MI MAR

miércoles, 1 de septiembre de 2010

AL DESCUBIERTO




Venid.
Venid esta noche todas las piedras.
Alzad murallas y fosos infranqueables
a mi alrededor.

Venid.
Venid ruidosas todas las palabras.
Quebrad los silencios y acallad
los aullidos de los lobos.

Venid.
Venid olas perdidas y marejadas.
Romped con bravura en las rocas
y deshaced el embarcadero. 

Venid.
Venid manos, labios y ojos.
Abrazadme.
Besadme.
Vigilad.

El tapiz de zarzamoras
que planté frente a mi puerta
- seco y marchito- está cayendo.
He quedado al descubierto.


22 comentarios:

  1. Besazo !

    No me gusta.... lo siguiente ;)

    ResponderEliminar
  2. Que reclamo intenso el tuyo, Amelia, cuando no basta la piel para proteger la carne, y sirve un muro que no sea de silencio para salvarnos de la soledad que nos deja al descubierto. Me ha gustado muco.
    Te mando mis besos, para que comiencen a cubrir esa intemperie, y un abrazo tambien.
    Leo

    ResponderEliminar
  3. "He quedado al descubierto."...

    Cómo las lanzas al aire, las palabras, para que cada quién las recoja según su sentir...

    Bello... indicativo...

    ResponderEliminar
  4. Es bueno quedarse al descubierto, tanto el cuerpo como el alma, nuestra puerta abierta, las zarzamoras, bien regadas, a los lados.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Todos cuantos escribimos estamos un poco a la intemperie. Hermosas esas invocaciones a cuanto piensas que puede cubrirte después del desastre de las zarzamoras.
    Bs

    ResponderEliminar
  6. Querida Amelia:
    Quedamos desnudos cuando nos roban el corazón, pero esa aparente desinhibida situación, nos abriga con las manos amadas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Manos, labios y ojos...
    Con eso es más que suficiente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Es una llamada de atención…que reclamas con vehemencia…

    Venid olas perdidas y marejadas
    romper con bravura en las rocas
    que de tanta espera yo siento
    al descubierto, mi cuerpo como mi alma.

    Un beso Amelia

    ResponderEliminar
  9. Un poema con una fuerza e intendidad inmensas y muy bien trazado

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Me lanzo como el viento a tus versos.. que bello escribes.

    Un gusto de verdad disfrutar de tus letras..

    Un abrazo
    Saludos fraternos....

    ResponderEliminar
  11. Con toda la fuerza que tienen tus poemas. Maravilloso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Allá vamos todos a abrazarte y cobijarte. Suerte que tienes un corazón inmenso y cabemos.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  13. Es extraño y a la vez impresionante muy muy de adentro muy muy intenso.

    Besos, ame..

    ResponderEliminar
  14. La fuerza de tu llamada terminó por desnudar al llamado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Saludo, amiga Amelia:
    Es bueno poder expresar lo que uno verdaderamente siente; tal es el real papel del escritor: ser un cronista de sí mismo, o sea, de su tiempo y de sus circunstancias.
    Hoy mi más afectuoso y solidario abrazo es para ti, querida Amelia.

    ResponderEliminar
  16. Hola...
    Te deseo lo mejor en lo que resta de esta semana
    y te agradezco tus afables comentarios,
    al igual que tus agradables visitas.

    Un beso desde el centro del corazón.

    Alexander♥

    ResponderEliminar
  17. Què final ante el clamor reverdece la desnudez del ser con toda el alma pero eso es en si mismo un renacer Amelia.

    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  18. Amelia, qué genialidad de poema y qué gusto sentirte así, segura y dispuesta a mostrarte, esplendorosa y dueña de ti misma, de tu destino; con absoluto y total dominio de tus facultades poéticas y personales. Tienes esta poesía un ritmo vital, de cante que seduce, que llama, que nos convida realmente a venir a ver el prodigio de tu transformación y de tu ascenso al cenit de tu plenitud como luna llena que todo lo abarca y todo lo alumbra. Tuve deseos de bailar. Me sentí vivo, contigo. Disculpa mi tardanza pero tengo familia de Nueva York de visita desde el lunes y he andado escaso de tiempo. Hoy subsano el déficit. Un enorme beso, mujer extraordinaria.

    ResponderEliminar
  19. Preciosa esa figura del tapiz de zarzamoras secas que cae...bienvenida ya, sin corazas, al descubierto.

    Maravilloso poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Duro poema, el amor es el mejor parapeto para un corazón roto, "los fantasmas" del pasado, no deben interferir, nublar, etc. un nuevo amor, sólo lágrimas de felicidad, la risa de los ojos es aceptable para vencer, esos fantasmas.

    NG

    ResponderEliminar
  21. Me gusta, es algo distinto a lo que sueles escribir; sintoma de que experimentas, de que te expandes y cambias. ¡Juega querida Ame! que la vida es un suspiro.
    Gracias por compartir, te abrazo.
    Ro

    ResponderEliminar