Azul Mar Eterno

Asómate a mi mar.
Confunde su azul con el cielo.
Mar traquilo y sosegado.
Mar Eterno.

SE BAÑAN EN MI MAR

lunes, 6 de septiembre de 2010

PARTIENDO DE ÍTACA



Tanto la quería
que tardé en aprender a olvidarla
diecinueve días
y quinientas noches.

Joaquín Sabina



Fue demasiado largo el viaje
de regreso a la Ítaca añorada.
Como Penélope tejí de día
los sueños y las esperanzas
de conseguir otra isla
alejada de su patria.
Mas las noches eran frías,
infinitas y sin alba
y destruían los hilos
y deshacían puntadas
hasta arrancar a pedazos
lo tejido en la mañana.

Desde lo alto del acantilado
cada noche observaba
el horizonte sombrío,
las olas del mar en calma,
con el camino que la luna
convertía en baldosas de plata.

Pero no encontraba Ulises
la ruta de retorno a casa.

Supe de sus luchas
con el cíclope que le habita
y de sirenas que cantaban,
que le distraían el rumbo
y mutaba cordura en locura
de otros mares de hojalata.


Y las lágrimas empañaron
el telar donde bordaba.

Y, ahora,
¿ahora qué pasa?
¿Qué le pasa a Penélope
cuando Ulises regresa
- ajado y vencido -
a Ítaca?

Tal vez salga de viaje
para saberlo con calma.


Espero volver pronto, amigos

24 comentarios:

  1. La calma es una buena estrategia antes de tomar una decisión.

    Me encanta esa canción de Sabina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Quizás, querida Ame,
    ni Penélope,
    ni el mismo Ulises
    sean importantes.
    Sólo Ítaca,
    de donde se parte
    y se vuelve
    a cada instante.


    Un fuerte abrazo y feliz travesía.

    ResponderEliminar
  3. Vim conhecer teu Blog, Amelia......... Que lindo !

    Beijo

    Jacque

    ResponderEliminar
  4. Interesante propuesta esa de "saber por sí misma".
    Hoy ya no es como antes, ese viaje lo emprenden por igual hombres que mujeres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Emprender un viaje a Ítaca, es aprendizaje, encuentros, gozos, aventuras…
    Tomate tu tiempo, pero regresa…

    Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
    pide que el camino sea largo,
    lleno de aventuras, lleno de experiencias.
    Pide que el camino sea largo.
    Que sean muchas las mañanas de verano
    en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
    a puertos antes nunca vistos.

    (Kaváfis)

    Besossss Amelia

    ResponderEliminar
  6. Vuelve pronto !!!! que leerte es más que un placer

    Besazo!!!!

    ResponderEliminar
  7. Que teja y desteja un tiempo más, Penélope. Que pida a Ulises que la ayude en su empeño de hacer y deshacer la urdimbre, a manera de prueba. Si él coopera, si se entrega con amor y devoción a la tarea que por tanto tiempo ha consumido los hilos de su paciencia y de su talento, entonces podrán juntos zarpar el calmo piélago rumbo a La Hélade, para elegir, construir y habitar nuevo recinto cerca de Ítaca, sobre nuevos y más sólidos cimientos. El palacio original quedará como muestra de un amor que mereció notabilidad por su ejemplaridad y entereza, en otro tiempo más inocente y galano. Por lecturas y experiencias relatadas y repetidas en otras tristes y hermosísimas epopeyas, que lleven los amantes mechones del vellocino de oro para con ellos proteger sus oídos del tentador y voluptuoso cantar de las sirenas, durante el trayecto. ¡Que viva eternamente el amor imperecedero entre Penélope y Ulises! Bellísimo poema, Amelia querida. Me hizo meterme en la oda, llegando incluso a querer consultar el Oráculo de Delfos. Un fuerte abrazo, paloma mía.

    ResponderEliminar
  8. Itaca es la semblanza de la vida .
    Con sus furias y sus calmas ... los aprendizajes acopian sabiduría.
    Ulises fue perseverante y a pesar de todos los obstáculos logró regresar ...
    Penélope pone en evidencia su lealtad y su fortaleza : tejiendo de día , destejiendo de noche...aferrada a la esperanza.
    A lo largo del camino , me parece , que abundan "Itacas"
    Bello poema Amelia!!

    ResponderEliminar
  9. Sabina un tierno total!
    Me encanta la canción.
    Pero ... me duele que haya tardado tan poco en olvidarla.

    ResponderEliminar
  10. Creo que todos , antes o después, emprendemos nuestro viaje de regreso. Hay quienes lo hacen con la actitud de Ulises y quienes lo enfrentan como Penelope, pero cada viaje nos impone un regreso, o al menos lo esperamos, sin saber que nos depara el destino. La única cosa segura de cada viaje es que nos enriquece y hace que nos conozcamos mejor. Te lo dice un Ulises, que no ve la hora de regresar a Itaca después de tantos años entre mares de sirenas y algunas guerras de Troya.
    Buen viaje y mejor regreso a tu mar eterno.
    Besos.
    Leo

    ResponderEliminar
  11. Hermoso poema.
    Emprende el viaje, saldrás más sabia.
    Bs

    ResponderEliminar
  12. Cuando la vida deja de ser un viaje creo que es cuando empezamos a ser un poquito mayores. Viajemos siempre.

    Pero vuelve pronto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Precioso.... esa imagen del mar impresiona... muy bella...

    lEDESKA

    ResponderEliminar
  14. Un momento para reflexionar, para descansar, para viajar...un momento para nosotros mismos...para reencontrarnos...besos Ame y te estaremos esperando

    ResponderEliminar
  15. Encontrar por fin la calma ... no es tarea fácil. Que sea con éxito!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Todo listo para el III Encuentro de Poesía en Red. Por favor, entra al blog.
    http://iiiencuentropoesiaenred.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. Vengo a dejarte un abrazoooo, ya prontito nos vemos en un sitio de lujo, supongo que viste la entrada última.

    Un abrazo desde Valladolid.

    Rocío

    ResponderEliminar
  18. Penélope tendría que haber salido antes y no quedarse esperando en casa. Encima tejiendo y destejiendo como quien hace un puzzle de piezas infinitas.

    tu poema una delicia.

    saludos

    ResponderEliminar
  19. Pues, aquí quedamos esperándote, a tí, y tú poesía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Tu navío hallará su ensenada, cada día me sorprendes mucho mas. Felicidades.

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. La distancia nos cambia, sea fícica o temporal, y si encima se unen ambas...

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Paso a saludarte...En medio de mi camino a Itaca donde te encuentro, y nos encontraremos pronto en Alcalá de Henares.
    Un fuerte abrazo.

    Ulises, Penélope, Noray, Sneyder.C, Kavafis, tú, yo...juntos siempre en el camino...

    ResponderEliminar
  23. Amelia, Pero que buen verso. Me encantaron Penélope y Ulises...

    Regreso después de una ausencia larga pues debí de atender varias cosas y hacer cambios en mi vida.

    Te leo y me reconforta leerte.

    Un besote y Mil Gracias por estar.

    No quiero ausentarme tanto tiempo.

    Un beso para tí muy grande.

    ResponderEliminar
  24. Me ha encantado la combinación de poesia, música y mitología. Muy bello el poema

    Bss
    Mónica

    ResponderEliminar