Azul Mar Eterno

Asómate a mi mar.
Confunde su azul con el cielo.
Mar traquilo y sosegado.
Mar Eterno.

SE BAÑAN EN MI MAR

jueves, 14 de octubre de 2010

FADO DE LLUVIA

Lisboa, octubre 2010 




Llovía.
La catedral difuminaba la última sombra
del atardecer en el suelo mojado.
Tan abrazados, bajo el paraguas,
el tiempo se hizo infinito
y suave
y blanco.

Llovía.
Alfama se llenaba de fados,
de paseos y de charcos.
Y tan juntos.
Y tan abrazados.

Llovía.
Tal vez el agua fría lavaba
tanta herida,
tanta lágrima,
tanta despedida.

Llovía.
Y el beso se mojó de lluvia,
de lágrimas
y de saliva
mientras todo el amor
- a cuatro manos -
renacía.


El local huele a pasado,
piedra, madera, penumbra
a vinho verde, a fado,
a las velas que lo alumbra.

En la noche se oye un verso
(casi entiendo la canción)
“e se tu me dás um beijo
eu te dou meu coração


Poema escrito por mí,
en Septiembre de 2008, 
a la vuelta de otro viaje a Portugal 

18 comentarios:

  1. La vida es así, de una ciudad a otra, cambia el sabor de los labios…
    Me alegro, por ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Lisboa tiene una magia especial y por lo que leo, a tí te hechizó. Guardatela para cuando haga falta.

    besos

    eloy

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que la lluvia no
    haya podido empañar esos días
    que has pasado en lisboa
    llenos de arrumacos y fados.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Cómo me gusta leerte de nuevo Ame, se te echaba de menos, y más si vienes con versos enamorados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El otoño, la lluvia, el amor... Todo, en un bello poema. Muxus.

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué tendrá la lluvia, Amelia?

    Precioso este paseo bajo el paraguas en esa romántica ciudad, y con el amor renaciendo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. "mientras todo el amor
    - a cuatro manos -
    renacía."

    Versos encantados, querida Amelia, qué tiene esta lluvia que nos hace sentir tantas emociones?
    Una lluvia de besos para ti.
    Leo

    ResponderEliminar
  8. Soy un enamorado de Lisboa, del barrio del Chiado y la magia que hay en ese lugar no suele recogerla las fotografías. Te sientes mas vivo cuando estás allí y este poema recoge perfectamente toda esa esencia.

    Felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Hummm, esa lluvia evocadora....
    Besos tesoro.

    ResponderEliminar
  10. Pasear bajo la lluvia lisboeta, mientras se escucha un Fado en Alfama, Madragoa, Bairro Alto o Mouraria, y volar en sueños lleno de recuerdos. ¿Puede haber manera más hermosa de comenzar el otoño?



    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Te has traido el embrujo de Lisboa convertido en poesía. Y una hermosa foto.
    Deseo hayas pasado un feliz puente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Excelente como siempre... leerte es maravilloso..

    Que tengas un fin de semana excelente..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  13. Qué hermosos son los fados!
    Cuánto sentimiento transmiten.
    Y recorrer las calles de Portugal bajo la lluvia otra manera de conectarse con la poesía.
    Muy bello!!!

    ResponderEliminar
  14. Eres una romántica incorregible, Amelia.
    Te mando mi energía positiva para sumarla a la que llevas y poder con la lluvia y con el mundo, te deseo miles de bonitos nuevos recuerdos instalados en tu corazón.
    Besotes, amiga.

    ResponderEliminar
  15. Wow que maravilla Ame, cuando la lluvia es una lluvia así de tan amor...
    Está preciosísimo este poema, brilla como las gotas de lluvia como el sol y como tú, niña de fuego.

    Besosss!!

    ResponderEliminar
  16. Sólo tú sabes bosquejar con la palabra precisa. No sobra ni falta nada. Tus versos son los ojos y los latidos en el pecho. Tus palabras, el camino y el recorrido. Pero el amor, ¿regresa? Un abrazo fuertote para ti. Y no, no lo había leído. Y no sé cómo. Andaba vigilando tu vuelta. Beso, sorgina hermosa.

    ResponderEliminar
  17. Lisboa. Creo que una de las ciudades más románticas sobre la tierra.

    Pero el reflejarla con esa maestría es para aplaudir.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Lisboa si no es mi ciudad favorita es la segunda. Estoy ligado a ella por motivos sentimentales pero es que además, también por motivos profesionales. En el cine (el bueno) la llaman "La ciudad blanca" y es que es una capital especial, ni muy grande ni muy pequeña y que conserva la mirada al mar y la poesía.
    ¡Me encanta el fado!

    Besos

    ResponderEliminar