Azul Mar Eterno

Asómate a mi mar.
Confunde su azul con el cielo.
Mar traquilo y sosegado.
Mar Eterno.

SE BAÑAN EN MI MAR

sábado, 16 de octubre de 2010

CON LOS OJOS ABIERTOS






Hoy me levanté con los ojos cerrados:
la sal había cuajado en la orilla
del mar verde de mi mirada.
Pero siempre hay manzanilla en mi jardín
y agua templada en mi alma
para limpiarlos y ver.
Cerrados, sólo te veía a ti.
Mas, los abrí…y vi.

Vi a un hombre desgastado
que ya no sirve ni en la cama
- nada más que para roncar -
y que no puede con esta hembra
que ama y ofrece y da
y da y da y da.
Un hombre que no sabe
entregarse por entero y yo
no sé entregarme
                           de ninguna otra manera.

Y hoy abro los ojos para inundar
de verde mi alrededor.
Para decir a la vida “buenos días
y para decirte:
ADIOS!!!

24 comentarios:

  1. Ufff...puede que esto no sea poesía, pero...
    QUÉ A GUSTO ME HE QUEDADO!!!

    ResponderEliminar
  2. Ame por fin veo una foto con tus ojos, chica ya era hora !!!!

    ResponderEliminar
  3. Que ese adiós Ame sea el comienzo de una nueva vida con los ojos bien abiertos...un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Jjaja, te sacaste el entripado con este poema, genial!

    Y que tus ojos sigan viendo jardines de manzanillas y mares, por cierto qué bonitos son!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Bravo por esa sabia decisión!



    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Bello.. y tu decisión excelente..


    Derramo la ternura ante tus letras..
    Leerte siempre es grato. acaricia el alma con tu espacio.

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    Que disfrutes del fin de semana..

    ResponderEliminar
  7. Has abierto los ojos, has tomado tu meditada decisión… cierras un capitulo y…a volar.
    Últimamente dicen mucho tus poemas, pequeñas historias que nos has ido desvelando…y el ADIOS marca el final.

    Como siempre me gustó leerte.
    Eres un encanto, un beso Amelia.

    ResponderEliminar
  8. La vida es breve, por eso es mejor ir detras de lo que importa y nos place

    mi beso

    el magnetista

    ResponderEliminar
  9. ¡Genialllllllll!
    Me encantó tu forma de expresarlo.
    Un abrazo, linda.

    ResponderEliminar
  10. Esta es la Amelia que quiero sentir!!!!
    Besos verdes y azules, de esperanza y paz.
    Leo

    ResponderEliminar
  11. Olé y olé y olé
    que le den, que le den, que le den
    a ese tonto morcillas que le den!
    Qué mi niña vale más que nadie
    y el verde de sus ojos no es cobarde!!!

    lindaaa, a vivir que serán bonitos los días!!

    ResponderEliminar
  12. Un hombre desgastado que ya no sirve ni en la cama.

    Mucho dolor debe existir...mucho para un adios tremendamente servero

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Tú no sabes entregarte de otra manera. Te lo dije esa frase vale un poema. Me encanta que abras esos bonitos ojos que tienes y veas, y mires hacia adelante. Un abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Amelia!!.ajjjaajaajajjajajajajajajajaja

    Muchos besos. Simpática

    ResponderEliminar
  15. Niña!!!vaya,vaya,jajaja buenisimo!!!

    ResponderEliminar
  16. Pobre hombre, desahauciado de por vida, caminará desde ahora y para siempre por el sendero de la soledad sin encontrar más compañía que su triste sombra dolida.

    Abrazos desde una Dinamarca hoy llovida,

    Ian.

    ResponderEliminar
  17. "Vi a un hombre degastado que ya no sirve ni en la cama -nada más que para roncar- " jaja...¡qué paliza Amelia!, justo donde les duele más, en su virilidad...¡Genial mujer!, eres una hembra bien nacida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Es poesía, es sangre del corazón..,como no había de serlo??
    un brindis contigo por abrirte al mar de la vida, con fuerza y fe

    Besos y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  19. Amelia, el mar, me da miedo; pero no me importaría darme un baño en el mar de tu mirada.
    Ahora chica, vas a nadar en otras aguas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Amelia, no sé que pasó, pero no me perdono haberme perdido esta entrada tuya un día entero. Vine ayer y encontré un enlace a otra página que visité, pero no vi este poema de rabia y de justicia. ¡Échale con el rayo y con ganas, sorgina, que no te llega ni a los tobillos! Y si quieres seguir disfrutando y tomando energías e impuslo, mañana llégate hasta mi Isla, pero no olvides empacar botas, espuelas, pantalones de montar y una fusta... ¡Las vas a necesitar! Jajajaja. Me alegro, coño, de verte reaccionar y de ver esos ojazos verdes brillar de nuevo, aunque sea de rabia, por el momento. Mejor que llorar por un cabrón. Te quiero mucho. Besazazo.

    ResponderEliminar
  21. Si hay sentimiento hay poesía ¡i tant!
    Y lleno de figuras y de forma tan sencilla como decir "buenos días" y "adios"

    besos

    ResponderEliminar