Azul Mar Eterno

Asómate a mi mar.
Confunde su azul con el cielo.
Mar traquilo y sosegado.
Mar Eterno.

SE BAÑAN EN MI MAR

viernes, 11 de junio de 2010

CREPÚSCULO EN LYON




Se enciende el Ródano con el atardecer
dorado, cálido, amable,
desde el piso treinta y tres.
Tejados granas que recrean
un nuevo camino a Oz.
El sol se duerme
lentamente en el espejo.

Ya no es firme la piel
ni los senos están llenos.
Ni el vientre desciende liso
hasta vertientes de miel.

Ellas fueron - ellas son -
cada uno de los surcos
que labré y laboré.
Hubo buenas cosechas aquellos años.

Hoy la tarde me devuelve
cien caricias sin tiempo.
Tal vez la nostalgia muera
entre la sal que viaja por mi rostro
y el crepúsculo dulce de sus labios
que inundan mi deshabitado corazón.

16 comentarios:

  1. Amelia, es éste sin lugar a dudas uno de los más bellos poemas que has escrito en reciente memoria. Gráfico erotismo que se decanta y se refina en la imagen misma. Transparencias, esencias, olores, transposiciones y yuxtaposiciones temporales, casi como en un retablo cubista con toques de surrealismo... Llega a mí el disfrute y la queja de la entrega, el dejo de nostalgia y de desencanto, el velado temor al rechazo ante la juventud que convertida en señora, nos muerde la piel y nos castiga con la fobia del ocaso cada vez más cercano... Hermoso romance de estío en los predios de una Francia que todo lo tolera pero que nada perdona. Me estremecí leyéndote. Fuerte abrazo y un beso para ti.

    ResponderEliminar
  2. Excelente, como siempre.

    En mi entrada de hoy compartimos el mismo país y la misma nostalgia.



    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Te deseo un maravilloso y feliz fin de semana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Tememos al otoño de la vida, todos le tememos. El estío y la primavera rindieron sus frutos, es tiempo de observar lo florecido, en todo caso un árbol con experiencia siempre será un árbol que de buena sombra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno amiga... y sugerente...

    Un abrazo.
    Ernesto.

    ResponderEliminar
  6. AME...

    Cuando te mires en ellas te veras reflejada y tan orgullosa que seguro secarás el flujo de sal que dices viaja por tu rostro.
    Nada hay mas hermoso que el orgullo de verse habitando el alma de esa esplendida cosecha tuya.

    Desde el mejor lado de mi corazón...te envio mi cariño.
    Inf+1

    ResponderEliminar
  7. Como me encantan tus bellas letras, discurren mansas reflejando un alma en paz.
    U placer acercarse de nuevo a tu espacio.

    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me atrapas en tus letras cuando la tarde despierta y un mar en el horizonte inundan mi corazón.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. La cosecha fue buena, Ame. Y el paso del tiempo es inevitable y enriquecedor. Te superas. Este poema es estupendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Muy bello Ame, no podías haber encontrado mejor forma para reconstruir(te). Y ellas serán y, seguramente, tu cosecha seguirá creciendo que ya germinó.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  11. Te evades?? No. Simplemente tienes la clarividencia necesaria para conseguir llegar a LYon o a cualquier otro sitio y descubrir allí todo lo que amas y todo lo que has mamado y entonces las palabras se ciñen a los más profundos recuerdos y todo a veces no es tan diferente a como se pretende.....
    Muchos besos......

    ResponderEliminar
  12. Qué mejor manera de aliviar un corazón desabitado que escribiendo ésto, hay otras, claro, pero ésto es muy bello. Besos Amelia.

    ResponderEliminar
  13. Escribes versos muy bonitos,
    un placer leerte.
    que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. PEDRO:
    Tus comentarios siempre son muy queridos para mí porque se entremezcla el sentimiento y la enseñanza. Muchas gracias por estar !!!


    NORAY:
    Como ya comenté en tu blog... es cierto !!! Qué coincidencia en los poemas... Habrá sido el influjo del gin. Besosss.


    DISANCOR:
    Gracias por tu comentario y tus buenos deseos!!!



    TATY:
    Cada etapa tiene su encanto y yo sé disfrutar de cada una. Nunca he tenido prisa porque llegasen o miedo a envejecer. Hay que valorar lo que la vida nos da. Besos, poeta maravillosa.


    ERNESTO:
    Siempre eres muy amable. Muchas gracias !!!


    PACO:
    Ellas son mi mejor fruto, tú lo sabes, y cada marca en mi piel vale la pena.
    Gracias por estar SIEMPRE y por tu cariño. Ya sabes que el mío es infinito.


    RELTIH:
    Tú sí que eres GRANDE, poeta !!!
    Gracias. Miles.


    PACO A.:
    Es un placer compartir la poesía con almas como la tuya. Muy agradecida por tu comentario !!!


    SNEYDER:
    Gracias !!! Yo también disfruto mucho leyéndote. Besossssssss


    LAURA:
    Sí, es una buena cosecha. Gracias por tu empatía y tu cariño, preciosa.


    PALOMA:
    Esa forma y la presencia de mis amigos, amapola querida.
    Por cierto...queda pendiente una comida !!!


    MIGUEL:
    ¿Qué te puedo decir, mi niño? Tú me conoces bien... Mil besos.


    JUANJO:
    Es una buena manera, pero, efectivamente, no es la única.
    Nos vemos en Septiembre, poeta !!!


    RICARDO:
    Muchas gracias, paisano. Tú siempre tan amable!!!

    ResponderEliminar
  15. Los palacios nunca están deshabitados, vacíos; y tu poema lo demuestra. El tiempo hace que los recuerdos sean más reales que la propia realidad. Las cicatrices profundizan con los años, y lo que en su tiempo fue un rasguño se acaba convirtiendo en imborrable.
    Yo también estuve en Lyon, siempre de paso, nunca en el piso treinta y tres. Mis recuerdos son de estaciones, calles estrechas, estudiantes y escaleras que suben una colina hasta una iglesia. Son también de un laberinto entre dos ríos y barrios obreros.
    Enhorabuena por el poema, transmite mucho, no puede leerse solamente una vez. Besos.

    ResponderEliminar